Saltar al contenido

Bizcocho de granada (con un haiku como guinda)

23 23Europe/Madrid marzo 23Europe/Madrid 2018

Hace mucho tiempo que no alimento este “cajondesastre” con alguna receta. No es que no me haya puesto “con las manos en la masa”, sino que como esto mío realmente son “variaciones sobre el mismo tema”, se me hacía demasiado repetitivo escribir cada una de ellas. Marymer repostera sigue activa, aunque habitualmente no deje testimonio escrito de sus andanzas. Sin embargo, en este caso, como me han pedido que anote la receta, aprovecho para incluirla hoy aquí.

INGREDIENTES

3 huevos.
1 yogurt natural (mucho mejor si es casero).
120 gr. de mantequilla.
200 gr. de azúcar moreno.
20 gr. de azúcar vainillado.
240 gramos de harina (integral y blanca a partes iguales).
10 gr. de polvo de hornear (tipo Royal).
2 cucharadas soperas y colmadas de granada en polvo.
2 cucharadas soperas de semillas de sésamo.
2 cucharadas de pomelo deshidratado en daditos.
6 fresones deshidratados.

ELABORACIÓN

En la cubeta de la batidora o mezcladora pongo los huevos, el yogurt, el azúcar y la mantequilla, esta última tiene que estar blanda y cremosa, para que mezcle bien con el resto de los ingredientes.
En una tacita se mezcla y se diluye la granada en polvo en un poco de agua tibia, aproximadamente la cantidad de un vaso de chupito. Esto se añade también al contenido de la cubeta, que se va batiendo a velocidad lenta y constante.
Previamente hemos mezclado bien la harina con el polvo de hornear y lo vamos añadiendo a la masa, sin dejar de batir.
Por otro lado tenemos preparados los daditos de pomelo y los fresones deshidratados, cortados en trocitos, así como las semillas de sésamo. Y entretanto no olvidamos ir precalentando el horno a 190 grados.
Cuando la mezcla está bien batida, la volcamos en un molde adecuado. Yo utilizo uno de silicona, así que no preciso engrasarlo.
Finalmente, antes de introducirlo en el horno, le añado los trocitos de pomelo y fresa de manera aleatoria y, por último, también dejo caer por la superficie las semillas de sésamo.
Con una espatulita introduzco ligeramente la fruta y las semillas en la mezcla, para que se integren bien en la cocción.
Y… ¡Al horno tres cuartitos de hora!
El resultado es tan rico como saludable.

¡A ver si os gusta!

Este bizcocho de granada, tan frutal y colorido, armoniza con la primavera que debería haber llegado ya. A ver si con él la invocamos para que se aparezca de una vez por todas, que este año el invierno está remoloneando por aquí más de la cuenta.

Con ojos verdes,

la primavera aguarda.

Sigue lloviendo…

Dejar un comentario

¿Qué te sugiere?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: