Saltar al contenido

Las dakinis del siglo XX (y XXI, de momento)

18 18Europe/Madrid octubre 18Europe/Madrid 2015

img_0308

Las mujeres como Janis Joplin y Amy Winehouse tienen algo que me atrae, algo que me hace sentirme identificada con ellas. Tal vez sea que en el fondo mi personalidad también es obsesiva, pasional y adictiva; y, por qué no decirlo, autodestructiva en alguna medida…

Son mujeres fieras como las manifestaciones airadas de las dakinis –en casa tengo un tangka de Dakini Shimamuka con su cuerpo azul desnudo y su cabeza de león, bailando sobre un cadáver-, enfrentadas en desafío al mundo que primero las ha despreciado y luego las ensalza, aunque a distancia, claro.

Esas mujeres sabían y cantaban que no eran buenas, que no cumplían con los objetivos de cómo ha de ser una mujer aceptable e integrada en la sociedad. Amy esto lo expresa desgarradamente en su “you know i’m not good”, pero también se puede decir muy bien con la dulzura irónica de la cantante de Pizzicato Five en “Ii”. Tal vez yo doy más el aspecto de esta última, sin embargo, soy más pasional y más vehemente en realidad.

Hay otra cosa que me gusta de ellas y es que, de alguna manera, me recuerdan a mi querida amiga Elena, que murió con tan sólo veintisiete años –como ellas dos- a consecuencia de un cáncer que fue minándola durante tres terribles años. Yo la quería mucho y fue una maestra de vida para mí. Era muy joven pero  tenía ya una enorme sabiduría.

Gracias a ella aprendí a defenderme de las agresiones de los bienintencionados, a aceptarme y a afirmarme frente al mundo. Me devolvía una imagen de fuerza  y desafío, que era exactamente lo que yo necesitaba. Una amiga no compasiva y exigente, que no estaba dispuesta a cuidarme ni a cargar conmigo porque consideraba que yo no lo necesitaba. Confió en mí y yo pude también así integrar esa confianza como algo propio y duradero.

Su aspecto físico era nada convencional, y eso reflejaba su interior. Ahora sería lo que llamamos una gótica o algo así, pero hay que pensar que de esto hace más de veinte años. Yo me subí a ese carro y nuestras pintas llamaban mucho la atención por Madrid, hasta el punto de que llegaron a insultarnos por la calle gritándonos “bolleras guarras”. Y la verdad es que no éramos ni lo uno ni lo otro, pero esta ciudad ha sido y es un “poblachón manchego”, que decía Pío Baroja. Aunque no lo parezca, seguimos siendo muy, pero que muy paletos en este villorrio y corte.

Pues eso, Elena era especial, muy, muy especial y tenía mucho vivido ya sólo con diecinueve años, que fue cuando yo la conocí en la facultad, cuando estudiábamos Filología Hispánica. Todavía recuerdo –y en ocasiones repito- sus dichos, incluso me parece estar oyendo su voz, sus agudas observaciones y sus afilados y divertidos comentarios.

Hace ya más de veinte años que murió, pero sigo echándola de menos y no hay día que no la recuerde. Tanto a ella como a Jesús Benítez, ambos eran personas de trato nada fácil, selectivas y complejas, que me exigieron y me impulsaron/obligaron a no acomodarme, a no dejarme salvar, a tomar el espinoso camino de la independencia. Y, aunque ambos se fueron casi a la vez, yo sigo en esa ruta y sintiéndoles vivos conmigo.

From → Budismo, Espejismos

4 comentarios
  1. Good day I am so delighted I found your webpage, I really found you by error,
    while I was looking on Aol for something else, Regardless I am here now and would
    just like to say cheers for a incredible post and a all round interesting blog (I also love the theme/design), I don’t
    have time to read it all at the moment but I have book-marked it and also added your RSS feeds, so when I have
    time I will be back to read a lot more, Please
    do keep up the excellent jo.

    Me gusta

Trackbacks & Pingbacks

  1. Heroínas románticas | El cajondesastre de Marymer de Chamberí
  2. Los heraldos de la memoria | El cajondesastre de Marymer de Chamberí

Responder a Marcela Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: