Saltar al contenido

Dos asientos vacíos

6 06Europe/Madrid febrero 06Europe/Madrid 2020

metro

Pasadas tres horas ya nadie quedaba en el andén.

Dos horas antes había perdido la esperanza por completo, pero no el miedo a desesperar.

Hacía dos horas creía que se había equivocado de estación. Miraba y remiraba los mensajes del teléfono, intentando convencerse de que todo estaba bien, de que no había ningún error.

Cuando llegó al andén, media hora antes de la cita, vio los dos asientos vacíos y su corazón le gritó que continuarían  así siempre.

Ahora sí. Ahora ya tenía la certeza de que el corazón siempre dice la verdad, cuando la verdad duele.

Antes de dar media vuelta para marcharse, miró de reojo: la soledad había ocupado aquellos asientos que no debieron ser nunca suyos.

 

 

From → Ficción

6 comentarios
  1. Víctor Fernández-Chinchilla permalink

    Hay que ver, con lo alegre que eres y que se te ocurran estas cosas tan tristísimas. Bonitas pero de risas nada.

    Le gusta a 1 persona

  2. erotismoenguardia permalink

    💙

    Le gusta a 1 persona

¿Qué te sugiere?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: