Saltar al contenido

El otoño en confitura de membrillo

25 25Europe/Madrid noviembre 25Europe/Madrid 2018

Las tardes grises y las mañanas frías me devuelven las ganas de entrar en la cocina y dedicarle tiempo a hacer un bizcocho o, como hoy, a preparar una confitura que acompañe los yogures o endulce las meriendas.
No sé… tengo algo con los membrillos. Me gusta su sabor, su firmeza aterciopelada y su aroma tan evocador. Tenía en casa tres y ayer me regalaron otro, así que ya ha sido el momento de hacer algo con ellos.
Como eran muy grandes, he tomado dos (el de ayer no, porque es tan bonito, que da pena utilizarlo, al menos de momento). He añadido una manzana fuji y un buen trozo de jengibre fresco. En total había 1 kilo de fruta, la mayoría membrillo.
Combinando varias recetas que me habían dado, he hecho una confitura según describo a continuación:

INGREDIENTES

2 membrillos (700 gr.)
1 manzana fuji (200 gr.)
100 gr. de jengibre fresco
y 500 gr. de azúcar blanco

PREPARACIÓN

He partido la fruta en trozos pequeños, dejando la piel y retirando solo los centros y las semillas. En el caso del jengibre, sí que lo he pelado y lo he cortado muy fino.
He colocado la fruta troceada en una olla grande y le he puesto el zumo de un limón. Después he añadido el azúcar y… ¡A cocer!
Al principio he puesto el calor de la vitro al máximo, pero, cuando ha empezado a cocer, lo he bajado a un nivel medio.
Durante la preparación he estado revolviendo la fruta con un cucharón de madera. Confieso que no he mirado cuánto tiempo he estado en esta fase, pero es fácil darse cuenta de cuándo la fruta está hecha. No obstante, calculo que habrá sido un cuarto de hora, a lo sumo.
Cuando la mezcla ha dejado de hervir, para que el resultado fuese más fino y homogéneo, lo he triturado con la batidora.
Luego he distribuido la confitura en cuatro tarros de cristal, que he puesto al baño maría, para que se conserve bien, aunque sospecho que no va a durar demasiado… ¡Hay quien ya se ha pedido un tarrito antes de probarla!
A mí me parece que ha quedado muy rica, con una textura muy consistente y bastante dulce, pero no empalagosa. Creo que la próxima vez incluso pondré menos azúcar. Ya veremos… ¡Todavía me quedan dos membrillos!

2 comentarios
  1. Lupe permalink

    Membrillo y bandoneón me hacen pensar en la pasta frola, esa tarta tan consumida por los argentinos y también por algunos de aquí. Está tan rica 🙂
    Enhorabuena por esa confitura o carne de membrillo mixta. Seguro que está buenísimo.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Gracias, maestra! No solo por darme la materia prima, sino también por ayudarme a aprender a endulzar nuestra vida 🙇🏼‍♀️😉😘

      Me gusta

¿Qué te sugiere?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: